Salvemos a la vaquita marina

14/02/18


demo-image demo-image demo-image demo-image

La vaquita marina es la marsopa más pequeña del mundo puede llegar a pesar 50 kilogramos y medir 1.5 metros de longitud. Esta especie además de destacarse por su tamaño, tiene la peculiaridad de tener un contorno de color negro en sus ojos y boca lo que le da una singular apariencia que llega a coincidir con una vaca, de ahí el popular nombre que se les ha otorgado.

La vaquita marina es un animal tímido, no suele interactuar en la superficie, solo lo llega a hacer por algunos segundos para tomar aire y generalmente es un animal solitario, no suelen verse a estos animales en grupo.

Actualmente esta simpática especie se encuentra en peligro de extinción ya que cuenta con tan solo 30 especies que se busca sean protegidas. El hábitat de la vaquita marina comprende el norte del Golfo de California, en el Mar de Cortés y es el único lugar en el mundo en el que habitan. Suele vivir en lagos turbios de poca profundidad.


De acuerdo con el Comité Internacional para la Recuperación de la Vaquita (CIRVA), el pez mexicano se extinguiría en 2022 a menos que se mantenga la actual prohibición a redes de pescas, principal causa de la desaparición de la vaquita.
Censos realizados en años pasados arrojaron que la población de vaquitas se redujo  en un 90 por ciento en los últimos cinco años. Su principal causa de muerte se ha atribuido a las redes de pesca, destinadas para la caza del pez totoaba. Ya que, debido a su pequeño tamaño, fácilmente terminan atorándose en las redes de pesca ilegales provocando así que pierdan la vida.

Dicho todo esto, se ha buscado preservar y contrarrestar la extinción de la vaquita marina, tomando medidas preventivas tales como las del 7 de junio del 2017 cuando el presidente Enrique Peña Nieto, el empresario Carlos Slim y el actor Leonardo DiCaprio firmaron un memorándum para salvar a la vaquita marina. Leonardo Di Caprio, quien es ya conocido como un férreo activista ambiental, convocó al Presidente de México y al empresario más poderoso del país para firmar un memorándum con los siguientes objetivos:

- Hacer permanente la prohibición del uso de redes de enmalle en todo el radio de la vaquita.

- Mejorar los esfuerzos para combatir el uso de redes ilegales e incrementar la persecución de la pesca ilegal del pez totoaba.
- Prohibir la pesca nocturna en la reserva de la vaquita.
- Implementar y restringir puntos de entrada y salida para la pesca en toda la región.

El presidente Peña Nieto se comprometió, además, a trabajar de cerca con las fundaciones de Slim y Di Caprio para evitar la extinción definitiva de la vaquita marina.

La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales y la Lotería Nacional dedicaron el sorteo superior No. 2536 a la vaquita marina, con el propósito de que un gran número de personas la identifiquen y conozcan la importancia de su conservación.
La marsopa aparece en el boletaje del sorteo que se llevó a cabo el 12 de enero del 2018.

 “Este fue uno de los objetivos ambientales anunciados por el Ejecutivo para el 2018, por lo que se dará seguimiento al Memorándum de Entendimiento por el cual se acordó adquirir mayores compromisos para proteger los ecosistemas marinos en el Golfo de California, documento que el presidente de México firmó junto con el actor Leonardo DiCaprio y el empresario Carlos Slim”, destacó la Semarnat en un comunicado oficial.

 “En octubre y noviembre pasados se llevaron a cabo las operaciones de campo de Vaquita CPR (Conservación, Protección y Recuperación), lo cual significó un paso importante dentro de la estrategia integral del Gobierno de la República, ya que arrojó información clave para la mejor toma de decisiones sobre las acciones a seguir”, agregó.

Los científicos han reportado avistamiento de 32 ejemplares de vaquita marina en ocho de 13 días de labor en el mar. Estos eventos incluyeron de una a tres vaquitas a la vez, con promedio de dos vaquitas por grupo, madre y cría en la mayoría de los casos.

El titular de la Semarnat añadió que “aunque los avistamientos no representan un estimado de población de la especie, sí son un indicativo de que las vaquitas se están reproduciendo y eso es un aliciente para seguir adelante con las acciones de recuperación de la especie, las cuales serán dadas a conocer en los próximos días”, finalizó.

G. Moya

REGRESAR