ROBO ¿URBANIZACIÓN?

27/05/17


demo-image

Nos están robando la ciudad, y nosotros... bien gracias. Mientras los ciudadanos -urbanistas y no urbanistas, técnicos y neófitos- se pelean y desgastan en una discusión sorda y obtusa por la implementación de una ciclovía en Boulevard a Tlaquepaque, la colusión entre gobierno e iniciativa privada cancela la viabilidad medioambiental y urbana de nuestra ciudad. El proyecto para la construcción de una "arena de espectáculos" en terrenos del Parque Natural Huentitán, sigue avanzando bajo el cobijo y contubernio de la corrupción y la voracidad inmobiliaria.

 - Privatizan un parque y espacio público para favorecer negocios de particulares.
-Restan del patrimonio municipal, un predio que tiene origen y causa eficiente de área verde, en una ciudad sofocada por el cambio climático.
-Cancelan de facto el espacio público como elemento cohesionador, cancelando así la posibilidad de interacción social. Y mientras que un puñado de vecinos de Huentitán defienden con uñas y dientes su parque dando nuestra de dignidad, miles de "aficionados" hacen filas de 36 horas para conseguir un boleto para la final de fut-bol. Es necesario empezar a participar en los temas importantes y trascendentes para una ciudad que amanece cada día con un nuevo letrero de "Se Vende" en sus espacios públicos. Ahí los ejemplos: Acuario Michin sobre el parque Alcalde, estacionamiento en el jardín Mexicaltzingo, Arena de espectáculos en el parque Huentitán, etc, etc... Es evidente que estos negocios basados en la transa y la corrupción no distinguen colores partidistas, tan enlodado el PAN como el PRI y ahora también el Partido Movimiento Ciudadano. No hay más, o nos sumamos a la verdadera participación ciudadana, o en años próximos no habrá ya espacio público que defender.
 Arq. Salvador Dueñas.

REGRESAR