HEMBRISTAS – GORGONAS SIGLO XXI

27/01/17


demo-image

De las gorgonas  y el cambio de las mujeres en el siglo XXI. Antes de la época preolímpica se conocía a tres de ellas que eran ya monstruos, se dice que el único que logro dar dos hijos a Medusa fue Poseidón. Muchos de los griegos interpretaban a Medusa como carácter maligno de mujer. Esa madre que da la muerte, lado oscuro de la feminidad.
En el siglo XXI se entiende a la feminidad, de manera un poco más flexible que en siglos pasados, por lo menos en México. Antes se definía a la mujer femenina con las siguientes características: un ser dulce, afable, débil, suave, con capacidad de procrear. Se le definió como lo contrario al Hombre. Con un toque de divinidad debido a esa capacidad de procreación.
En la actualidad la mujer femenina tiene muchas facetas no necesariamente el uso de pantalón la hace varonil, sino el cómo se desenvuelve en los diferentes entornos, sin apreciar esto como máscaras – es decir, en pavimento usa sus tacones cosa que en empedrado evitaría – se adecua tanto al entorno físico, social y biológico.
Esto le significa un gran reto, debido a que existen mujeres radicalistas a las que se hace el comparativo con las gorgonas, seres con los cuales ni hombres ni mujeres desearían encontrarse: ¿Por qué? Simple, al hombre lo haría piedra y a las mujeres las cuestionaría de manera fuerte, por lo que eligieron ser en su función social. Tal como en la actualidad: muchas profesionistas, cuestionan el que otras mujeres, sean amas de casa como única función, las encaran sin respetar lo que ellas han decidido. En tiempos no tan pasados, las mujeres profesionistas (que no cuidaban de tiempo completo a su marido, hijos y casa) eran fuertemente cuestionadas por no atender sus deberes femeninos de tiempo completo, como era lo tradicional de esas épocas. Antes de que ellas incursionarán en la simbiosis de ser madres- profesionistas.
La hembrista confronta al hombre a un grado de vulgarizarse, lo imita en sus conductas tanto de expresión como hábitos de dependencia. Lo cual quita en ella, esa parte que algunos llaman feminidad, por su conducta. Esto no quiere decir que debe evitar el fumar o beber alcohol. Más lo que si debe evitar es el abuso, porque las consecuencias del abuso de drogas-alcohol, cigarro, etc. En muchas ocasiones saca lo peor de ellas, en el caso de las hembrista se vuelve más confrontativa, retadora, más hacia el hombre, saca lo que no quieren ambos sexos ver, es decir, esa Gorgona, monstruo o deformación de lo que se Es, de manera inconsciente.
La hembrista aparenta defender a la mujer, reta y minimiza la parte que la complementa; al Hombre o Varones; culmina en una Gorgona, monstruo guiado por sus Pasiones, Deseos y Arrebatos.
En la actualidad algunas han llegado a ese punto en el que minimizan al otro -Hombre- como una venganza inconsciente a lo que han visto del machista durante mucho tiempo. El que representaría ese  monstruo hombre-varón es Poseidón, tiente varias versiones según culturas, un Dios que violo a Medusa siendo humana en el templo de Atenea, misma que la castigo y la convirtió en lo que ahora se le conoce. La Gorgona que se define como una guerrera, así como un ser de inframundo. De ahí, las grandes diferencias entre hembristas, gorgonas, feministas y mujeres femeninas. Actualmente pueden coexistir sin saber qué son y por qué son.
La flexibilidad que da la re-conceptualización de Mujer Femenina en este cambio de estereotipos, en ocasiones, las orilla a desechar funciones necesarias para la existencia de la familia, por ser “Tradicionalistas”. Sin embargo, pueden adaptarse a la nueva Era en la que entramos de manera acelerada.
En este siglo que apenas lleva una década, vemos a mujeres profesionistas de Medio Oriente, utilizando las vestimentas tradicionales, por elección. Por lo que es muy urgente que permitamos a la mujer ser ella, con Libertad y Respeto mutuo. Sin dejar de recordarle la importancia de saber de dónde proviene, sin que ello implique que deje de SER y conformarse como Mujer del Siglo XXI.
Nancy Alatorre 

REGRESAR