Patrañas

29/05/20


demo-image

Por Fabricio Farfán 

Que patético
es supeditar la felicidad
a la voluntad de otros.
Que mediocre
es nutrirse del rechazo
y la falta de atención.
Que miserable
es hacer un refugio
del abandono.
No tengo más que dos manos:
con una me los rasco
y con la otra
escribo berrinches.
¿Y lo peor?,
¡hacer de esto una forma de vida!


Fabricio Farfán
Aquí podrás comprar su libro "Sublimación"   https://amzn.to/2V4m2Hh

REGRESAR