LO QUE YALITZA APARICIO NOS DEJÓ

27/02/19


demo-image

Por: Víctor Pérez
 

La película Roma de Alfonso Cuarón, es un tema ya hablado y expuesto hasta el hartazgo de muchas vertientes, sin embargo creo que nos debe quedar de enseñanza aquello que tuvo más mediatización que la misma película y fue la polarización que causo la maestra, ahora actriz Yalitza Aparicio, la cual desato un sin fin de comentarios, en todos los ámbitos.

Fuimos testigos del desprecio por un sector del gremio de actores de México, los cuales por su falta de formación actoral la criticaron, otros por su origen o apariencia, otros aprovecharon para defenderla, cuya defensa quedo más en una búsqueda de un poco de luz del reflector de esta exposición mediática.

Por otro lado están quienes son parte de la población en general, los cuales se dedicaron a criticarla por su apariencia y origen, el cual ella comento estar orgullosa de ser una indígena Oaxaqueña, se menosprecio y se le ponía en evidencia como un sector bajo y pobre en la sociedad, se le expuso a burlas, poniéndola por debajo de los actores internacionales con los cuales se llegó a tomar fotografías, fue motivo de mofa y burla por su propia gente.

Por su opuesto encontramos quienes defendieron de toda forma a Yalitza solo por el hecho de ser indígena, que no deja de ser un señalamiento negativo o positivo, pero señalamiento a su condición de origen, una condescendencia que pasa a verse como una compensación de un racismo encubierto.

Para quienes no soportaban el ver a Yalitza en una visualización internacional, parece que la condición de raza, etnia o apariencia tiene que confinar a una persona a la miseria o a ser pisoteada por quienes gozan de rasgos Europeos u ostentan una economía basta,  vemos como esta instaurado un sentimiento de menosprecio para nosotros mismo, al compararnos o el pensar que pueda estar en la misma posición que un extranjero con atributos diferentes.

En estas semanas se tomó desde todas las áreas, incluso en esta misma lectura a Yalitza, como un objeto, un objeto de proyección, de odio, de desprecio, de depositar lo peor, y un sentimiento propio de menosprecio a nuestra raza y origen,  de tener una oportunidad para demostrar a todos que somos políticamente correctos, un objeto que generaba rating y olvidamos que detrás de ello hay una mujer que decidió dejar su condición de maestra, para probar suerte en una oportunidad de hacer completamente algo distinto a lo que estaba acostumbrada,  hemos ignorado lo que es para ella esta mediatización, señalamientos  y uso de su imagen de la forma que se ha usado, el que su familia y seres queridos, vean la forma en la que fue expuesta, olvidamos que detrás de esto, Yalitza Aparicio es un ser humano.


Víctor Pérez
Debates Psicológico
Lunes 5:00pm

REGRESAR