¿Salud Mental?

20/02/19


demo-image

 “Las enfermedades del alma, son más peligrosas y más numerosas que las del cuerpo”. Cicerón

El concepto para la población en general de salud mental, es “sentirse bien”, se asocia con un bienestar mental y físico,  por otro lado podemos ver en ocasiones como la persona piensa que está bien, pero normaliza la enfermedad o aprende a vivir con ella.

México en la actualidad no es un referente a la salud mental, tomando en cuenta la violencia e inseguridad en la que actualmente está sumida el país, tal situación enferma en lo social y lo individual, la persona vive su día a día  con miedo, con depresión, con angustia, y con demás síntomas con los que se aprende a convivir, tomando en cuenta la estigmatización que se le da a la salud mental, y los servicios públicos de salud, México fue señalado en cuestión de derechos humanos por diferentes asociaciones civiles e investigación en materia de derechos humanos, “Hay tratos crueles, inhumanos y degradantes que pueden ir desde la medicación forzosa hasta las terapias electroconvulsivas y esterilizaciones forzosas. Hay veces que el aislamiento y la medicación forzosa se utilizan como castigo [y es algo que]; obviamente tiene secuelas en la salud mental de la persona”, explica  Diana Sheinbaum Lerner. De acuerdo con la investigadora y académica de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), además de atentar contra los derechos humanos, termina por resultar contradictorio, puesto que se trata de centros que buscan dar tratamiento a la salud mental.

Datos de la OMS nos detallan información que podemos encontrar como un punto para partir con prevención y concientización, puesto que el desconocimiento de la salud mental nos lleva al estigma y a la segregación, a causa de esta ignorancia las personas no buscan atención de manera adecuada y a tiempo:

-87% de las personas con padecimientos mentales han sido discriminados.
-71% de los pacientes han sido victimizados o agredidos.

La salud mental en México ha sido un tema  de falta de recursos, descuido y estigma, donde los hospitales públicos no cubren atención necesaria para quienes lo necesitan, y  la atención privada es inaccesible para gran parte de la población, El costo de una consulta psiquiátrica privada en México oscila entre los 500 y los 1.500 pesos, es inaccesible para un país con más de 53 millones de pobres y más de 27 millones de trabajadores que ganan dos salarios mínimos al mes (5300 pesos, 265 dólares) o menos.

El Gobierno destinó este año alrededor del 2,2% del presupuesto en Salud a la Psiquiatría, alrededor de 2.800 millones de pesos (poco más de un dólar per cápita) y menos de la mitad del mínimo que recomienda la OMS. 

La imagen de un hospital psiquiátrico, sigue teniendo la de una película de terror, las personas prefieren tomar vías alternas para tratar una enfermedad mental, o simplemente la persona que necesita atención termina en las calles ignorada por el estado y la sociedad.      La realidad no ha ayudado el que esta imagen terrorífica de un hospital psiquiátrico siga en la actualidad, podemos encontrar  en el informe por la CDNH de los últimos años casos de aislamiento por meses, tortura, abuso sexual, maltrato entre pacientes por falta de división en pabellones, incluso en el caso de la clínica de San Rafael en ciudad de México, que fue cerrada en 2011 por señalamientos de abusos contra pacientes, se encontró un supuesto video de la realización de un exorcismo a un paciente con conocimiento del personal.

Todo converge en un estancamiento al trabajo de la salud mental, debemos trabajar en romper el estigma, trabajo de calidad de la mano de los derechos humanos del paciente, así como prestar recursos y atención a la importancia de la salud mental.

Por Víctor Pérez Debates
Psicológicos Lunes 5:00 pm 

REGRESAR