VENEZUELA Y UN DESEO DE CAMBIO

31/01/19


demo-image

¿Qué está pasando en Venezuela? Es una pregunta que se ha venido haciendo la mayoría de personas en estos últimos días, en el que Venezuela ha estado en la mira de los medios, mostrándonos dos realidades de su sociedad y política.

Es fácil se manipule el punto de vista mediante  los medios de comunicación, poniendo un punto de vista tendencioso, hacia un lado de la balanza,  por ello debemos ver con criterio de donde surgen las notas, ver distintas fuentes, para dar una idea de la verdadera situación.

Sabemos que no hay una relación entre Venezuela y  un gran número de países, con un manejo económico neoliberal,  por lo que habrá una tendencia a buscar la salida del gobierno de Maduro, sin embargo no podemos dejar de ver,  que este interés no es por el sufrimiento que pudiera estar viviendo su la población, sino, por intereses políticos y económicos.

Como mexicanos no conocemos a su plenitud la situación del país, habrá sus excepciones, quienes hayan viajado y les haya tocado vivir en este país, en su mayoría conocemos la situación por conocidos, amigos, o familia que vive en Venezuela, quienes han vivido polarizados, desde los chavistas, llamados así por apoyar la llamada revolución bolivariana o por quienes se han visto orillados a huir del país ante la persecución política o el quebrantamiento económico.

Hablar de la historia de Venezuela nos llevaría  no solo una columna, nos llevaría demasiados textos,  para entender las vertientes que han dañado al país, sabemos es que desde que llego Hugo Chávez al poder, su posición socialista, y  bloqueos internacionales llevaron a Venezuela, a depender de su petróleo, a imprimir dinero lo que  genero inflación.

Los controles de precios, expropiación,  la dificultad de conseguir algunas materias primas del extranjero, la represión, hizo que el chavismo fuera repudiado por los habitantes de Venezuela, quienes en un punto de su historia reciente, 1 de cada de 10 habitantes abandonaron el país, donde un gran número de venezolanos quedo en pobreza y en condiciones de extrema pobreza.

La revolución bolivariana pierde a su líder Hugo Chávez en 2013, Nicolás Maduro toma la batuta de líder, y de vicepresidente pasa a la presidencia, el cual a lo largo de su mandato, no goza de la popularidad que su antecesor, y con los años se gana el repudio de gran número de habitantes de Venezuela,  el país no puede sostenerse y se convierte en el país con mayor inflación en el mundo.

Las elecciones 2018 dejan a Maduro como un usurpador ante los ojos de instituciones internacionales como la ONU a lo que países como Estados Unidos de Norteamérica, Argentina, Brasil, entre otros de América Latina, las elecciones manifestaron irregularidades, desde la campaña  hasta la toma de protesta de Nicolás Maduro, a lo que dejo en mal y con descontento al pueblo venezolano.

Juan Guaidó presidente de la Asamblea Nacional de Venezuela, evoca el Artículo 233 de la constitución Venezolana:


“Cuando se produzca la falta absoluta del Presidente electo o Presidenta electa antes de tomar posesión, se procederá a una nueva elección universal, directa y secreto dentro de los treinta días consecutivos siguientes. Mientras se elige y toma posesión el nuevo Presidente o Presidenta, se encargará de la Presidencia de la República el Presidente o Presidenta de la Asamblea Nacional”.

Este apartado del articulo muestra el desconocimiento que da el pueblo venezolano ante las elecciones suscitadas en 2018,  se desconoce la legitimidad de la presidencia de Nicolás Maduro, por lo que un gran número de venezolanos están apoyando a Guaidó, el cual pide ayuda internacional, y tal petición fue aceptada, a lo que con el apoyo internacional, un líder y un deseo de cambio, un gran número de venezolanos salió a la calle a manifestarse, quienes desean algo diferente, el pueblo de Venezuela, demanda una calidad de vida, una verdadera democracia y que se respeten sus derechos.

Una imagen impactante, replicada en la prensa mundial, fue la quema y destrucción de la estatua de Hugo Chávez  en San Félix, en el estado de Bolívar, Venezuela, donde  las personas dejan el miedo a la represión ya conocida y deciden empezar a manifestar su descontento, la quema de la estatua tiene un trasfondo simbólico, el deseo de un cambio, del fin de un régimen, se han venido pisoteando los derechos de los venezolanos, así como el pisoteo constitucional, desde el gobierno hasta la oposición, más que buscar una postura política, los venezolanos  buscan un cambio, que por fin se les respete y escuche como ciudadanos.

Ante el peso mediático, social y político, el gobierno de Maduro se tambalea, estamos en proceso de presenciar un cambio en Venezuela, cambio que venía gestándose en el deseo de su pueblo, aunque no somos habitantes de Venezuela, es un tema que pasa en nuestro continente y que más allá de la política y economía, por humanidad nos despierta un interés por el bienestar del prójimo, solo nos queda desear lo mejor para el pueblo de Venezuela y que sea cual sea el cambio que venga sea para mejorar y que no se convierta en solo un cambio de rostro del poder.

Víctor Pérez
Debates Psicológicos
Lunes 5:00 pm

REGRESAR