La muerte y los millennial

06/11/19


demo-image

La catrina viene triste,
su jornada de hoy fue un chiste,
y es que no puso matar:
todos quisieron opinar.
Por un hombre viejo llegó,
pero el anciano se negó;
lo defendió un muchachito
que acusaron de machito.
Se fue tras él sin querella,
y resultó ser mas bien “ella”
-pues de todos modos vienes.
-qué, ¿por ser trans me detienes?
La catrina avergonzada
fue por una embarazada,
pero alguien más le dijo:
“mejor llévate a su hijo”.
Con el feto iba a la huida,
y llegaron los pro-vida.
Fue por narcos y buchones
y salieron mil matones.
Su trabajo le impidieron
y aunque todos sugirieron
llevate al reggaetonero
dijo –Nel, a ese no quiero.

Por: Fabricio Farfán

REGRESAR